Virus Real

(Text escrit per la inciativa #Coronavirusplays. Si algun actor el vol, que se’l faci seu)

Vale. Sí, sí. De acuerdo. Un momento. Es que se me escapa la risa, ¿sabes? Un momento, por favor.

Cierra los ojos. Respira profundamente.

Lo vuelvo a intentar. Venga. Ahora sí. A ver, que siete tomas no son tantas. Además, tenemos todo el tiempo del mundo, ¿no? No les viene de un minuto a toda esa gente.

Ríe.

Vale, era una bromita. Ahora en serio. Que la situación es grave. Pero es que, a ver, tampoco es tan fácil. En un momento histórico como este, mantener la compostura, mirar a cámara, concentrarse, hablar solemnemente, saber que miles, millones de personas, están pendientes de lo que tu dices, y en hora punta, pues cuesta. Cuesta lo suyo. Y sí, ya sé que la cosa va con el cargo, pero a mi, pensar en toda esa gente… joder, que se me escapa la risa. Vale, lo intento. Un momento, por favor. Necesito un poco de concentración.

Hace gárgaras, respira, hace alguna postura de yoga.

Vale, ahora sí. Empezamos. A ver. ¿A qué cámara miro? ¿A ésta? Vale. Vamos allá. “Buenas noches. Permitidme que me dirija a vosotros, en un momento de mucha inquietud y preocupación por esta crisis”. Un momento, un momento. ¿Quién me ha escrito el discurso? ¿Tu? Vale. ¿De donde eres, chaval? Da igual, da igual, no me importa. Es que me he permitido la licencia de hacer unos pequeños cambios para adaptarlo un poco a la realidad. Hay que adaptarse a lo que la gente demanda. Ser sinceros, transparentes, humanos, campechanos.

Se ríe

Vale. Allá voy. “Buenas noches. Permitidme que me dirija a vosotros, en un momento de mucha inquietud y preocupación por esta crisis de la ética del sistema y de sus instituciones que estamos viviendo no solo en España sino en toda Europa y en el resto del mundo. Esta tarde me he reunido con el Presidente del Gobierno y con el Comité Técnico anticorrupción para analizar las últimas informaciones sobre la corrupción de mi padre, y le he comunicado mi abdicación irrevocable a partir de hoy mismo”.

Se le escapa la risa.

Que nooooo, que era broma, no pongáis esa cara, que soy Rey, pero no gilipollas! Abdicar, ¿yo? Ay, inocentes. Venga, ahora sí: “Buenas noches. Permitidme que me dirija a vosotros, en un momento de mucha inquietud y preocupación por esta crisis sanitaria que estamos viviendo no solo en España sino en toda Europa y en el resto del mundo. Esta tarde me he reunido con el Presidente del Gobierno y con el Comité Técnico de Gestión del coronavirus para analizar las últimas informaciones sobre la epidemia y…”. Ay, es que no puedo, no puedo. Me da la risa. Seguimos mañana, ¿vale? Venga. Y lávate las manos al salir del Palacio, chaval. ¡Y cuida esa tos!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s